El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 


1. Salmo 60:4
2. Sinónimos de la palabra Bandera
3. ¿Dónde nos habla la Escritura sobre las Banderas?
4. Plan estratégico para las Banderas
5. ¿A quiénes les es dada la Bandera?
6. ¿Qué es el ministerio de las Banderas?
7. Cursos de Banderas

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Salmo 60:4

Has dado a los que te temen bandera que alcen por causa de la verdad.

Volver al principio

Temer es respetar, obedecer; la verdad es la existencia real de algo, la condición de lo que es cierto. La Palabra de Dios nos dice en Juan 14:6, Jesús les dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nosotros levantamos la bandera para darle la gloria y la honra a nuestro Señor Jesucristo. No es un ministerio inventado o de moda, como se ha dicho. Hay iglesias que consideran que las banderas no son un ministerio de Dios como lo es el pandero y la danza pero, ¿qué dice la Biblia al respecto?

1 Corintios 2:9 escrito está: Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó ni han subido en corazón de hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman. Dios nos seguirá mostrando cosas nuevas, cosas que antes no habíamos visto y que todas ellas nos ayudarán para nuestra edificación, para edificación de la Iglesia y para darle la honra a nuestro Señor Jesucristo.

Versículo 10 escrito está: Pero Dios nos la reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. El Espíritu Santo escudriña y revela, en este caso, lo que es el ministerio de las banderas; las Iglesias o personas que no aceptan este ministerio ni tampoco el del pandero, es por una razón muy sencilla: no tienen esta revelación de Dios.

Juan 4:24 escrito está: Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que le adoren. Nosotros necesitamos adorar conforme lo establece Dios; quienes no aceptan esta revelación, adoran como ellos consideran que lo deben hacer.

La bandera en sí, es un pedazo de tela amarrado o sujetado de un asta, que es exactamente lo que dice un diccionario; pero no queremos saber qué es, sino qué significa. La palabra bandera viene del latín Bandería, que quiere decir bando o partido; bando es un edicto o mandato solemne; un edicto es una ley, y un mandato es una orden.

También dice que Bandería es un partido; un partido es un grupo de personas unidas por la misma opinión o por los mismos intereses. De acuerdo con lo anterior, el Salmo 60:4 diría así: “Le has dado a los que te temen un edicto, un mandato, una ley, una ordenanza que alcen por causa de la verdad”. Así, podemos ver la profundidad de la palabra bandera, ya no es ese pedazo de tela colgado de un asta, sino que es una orden, una ley, de parte de Dios.

Volver al principio  

 

 

 

 

 

2. Sinónimos de la palabra Bandera:

Volver al principio

1. Estandarte, quiere decir dirigir o prominente, y es un símbolo de victoria. Dirigir es encaminar hacia cierto punto. Prominente es que sobresale de lo que está a su alrededor. Si estamos parados y alguien levanta una bandera, ésta va a sobresalir de lo que está a su alrededor.

2. Enseña o insignia, es una señal honorífica; son pequeñas banderas que se cuelgan al uniforme de los soldados para identificar a esas personas o para reconocerles algún mérito.

3. Pendón, es una bandera o estandarte pequeño.

4. Pabellón, es una bandera nacional.

5. Guión, es un pendón pequeño, o sea, es el estandarte más pequeño.

6. Gallardete, es una tira o faja triangular que remata en punta y que se pone en lo alto de los mástiles de la embarcación como insignia, es gracias a esa pequeña bandera que advertimos la presencia de dichas naves.

Por tanto, podemos darnos cuenta que las banderas no son sólo un pedazo de tela colocado en un mástil, sino que representan algo mucho más profundo. Pero ¿dónde nos habla la Escritura sobre las banderas?

Volver al principio  

 

 

 

 

 

3. ¿Dónde nos habla la Escritura sobre las Banderas?

Volver al principio

Éxodo 4:1 escrito está: Entonces Moisés respondió diciendo: He aquí que ellos no me creerán, ni oirán mi voz; porque dirán: No te ha aparecido Jehová. Moisés tenía un llamado de parte del Señor, sin embargo, le estaba poniendo “peros”, trabas, para no actuar conforme a la orden de Dios. El Señor le insiste a Moisés que cumpla con el llamamiento, y le da los elementos que necesitará para que crean en él.

Versículo 2 escrito está: ¿Qué es eso que tienes en tu mano? Y él respondió: Una vara. Vara viene del hebreo Matteh, un bastón para andar. Al tomar un bastón lo hacemos por la parte curvada y lo usamos para apoyarnos. Hay que ubicar bien esto, porque de aquí se desprende todo lo que vamos a ver en relación con el ministerio de las banderas. La vara era un bastón normal que usaba Moisés para apoyarse y guiar a las ovejas.

Versículos 3-4 escrito está: Él le dijo: Echala en tierra. Y él la echó en tierra, y se hizo una culebra; y Moisés huía de ella. 4Entonces dijo Jehová a Moisés: Extiende tu mano, y tómala por la cola. Y él extendió su mano, y la tomó, y se volvió vara en su mano. Considero que Moisés tardó en tomar esa culebra, porque no es fácil hacerlo, siempre están preparadas para atacar. Al principio era una vara que le servía para apoyarse, ahora ya era una vara que estaba como una asta.

Versículo 5 escrito está: Por esto creerán que se te ha aparecido Jehová, el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob. Ya no era la misma vara la que tenía Moisés, y de la misma manera sucede con las banderas, los cristianos que dicen que éstas no son de Dios, ignoran que ven con sus ojos naturales cuando tienen que hacerlo con los espirituales; ver lo natural es lo que mis ojos físicos son capaces de ver; no hay trascendencia en ello, ni tampoco cambio.

Versículo 20 escrito está: Entonces Moisés tomó su mujer y sus hijos, y los puso sobre un asno, y volvió a tierra de Egipto. Tomó también Moisés la vara de Dios en su mano. Ya no era esa vara con la que Moisés dirigía o encaminaba a las ovejas; ya era la vara de Dios en sus manos, ese instrumento pasó de lo natural a lo espiritual.

Éxodo 17:8-11 escrito está: Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. 9Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano. 10E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. 11Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. Moisés tenía en su mano la vara de Dios, y cuando la levantaba, Israel tomaba la delantera en la guerra, pero cuando él la bajaba, el pueblo de Amalec empezaba a ganar.

Versículo 12 escrito está: 12Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol. La ayuda que recibe Moisés, le permite afirmarse para mantener la vara siempre en alto. La Escritura nos muestra en estos pasajes que el estandarte es un símbolo de victoria.

Versículo 13-15 escrito está: Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada. 14Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que raeré del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo. 15Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Jehová-nisi. Significa Jehová-estandarte. Es claro, entonces, cuando la Biblia nos habla de las banderas.

Versículo 16 escrito está: Y dijo: Por cuanto la mano de Amalec se levantó contra el trono de Jehová, Jehová tendrá guerra con Amalec de generación en generación. Esa guerra permanece aún hoy en día; los cristianos tenemos luchas, como dice Pablo, en las áreas espirituales contra el enemigo y contra sus huestes; las banderas cumplen una función importante en la guerra, pese a que también se utilizan para alabar y adorar a Dios.

Volver al principio  

 

 

 

 

 

4. Plan estratégico para las banderas

Volver al principio

En Números 1:1-46, Dios manda a Moisés hacer un censo de toda la congregación de los hijos de Israel. De los versículos 47-54, dice la Palabra de Dios que los levitas no fueron contados en este censo porque eran los únicos del pueblo de Israel dedicados al servicio de Jehová, y mostraron su celo por Él cuando el pueblo apóstata se dio a la adoración del becerro de oro (Éxodo 32:25-26).

Números 2:2 escrito está: Los hijos de Israel acamparán cada uno junto a su bandera, bajo las enseñas de las casas de sus padres; alrededor del tabernáculo de reunión acamparán. Dios establece así un plan estratégico; una posición para las banderas.
Versículo 3 escrito está: Éstos acamparán al oriente, al este: la bandera del campamento de Judá, por sus ejércitos; y el jefe de los hijos de Judá, Naasón hijo de Aminadab. En primer lugar estará la tribu de Judá. Versículo 5 escrito está: Junto a él acamparán los de la tribu de Isacar. Versículo 7 escrito está: Y la tribu de Zabulón. Versículo 9 escrito está: Todos los contados en el campamento de Judá, ciento ochenta y seis mil cuatrocientos, por sus ejércitos, marcharán delante. Las tribus de Judá, Isacar y Zabulón son las que marcharían primero, y estarían al lado oriente del tabernáculo de reunión.

Versículo 10 escrito está: La bandera del campamento de Rubén estará al sur, por sus ejércitos; y el jefe de los hijos de Rubén, Elisur hijo de Sedeur. Versículo 12: Acamparán junto a él los de la tribu de Simeón. Versículo 14: Y la tribu de Gad. Versículo 16: Todos los contados en el campamento de Rubén, ciento cincuenta y un mil cuatrocientos cincuenta, por sus ejércitos, marcharán los segundos. Versículo 17: Luego irá el tabernáculo de reunión, con el campamento de los levitas, en medio de los campamentos en el orden en que acampan; así marchará cada uno junto a su bandera.

Versículo 25: La bandera del campamento de Dan estará al norte. Versículo 27: Junto a él acamparán los de la tribu de Aser. Versículo 29: la tribu de Neftalí. Versículo 31: Todos los contados en el campamento de Dan, ciento cincuenta y siete mil seiscientos, irán los últimos tras sus banderas.

Versículo 18 escrito está: La bandera del campamento de Efraín por sus ejércitos, al occidente. Versículo 20: Junto a él estará la tribu de Manasés. Versículo 22: Y la tribu de Benjamín. Versículo 24: Todos los contados en el campamento de Efraín, ciento ocho mil cien, por sus ejércitos, irán los terceros.

Dios cubría los cuatro puntos cardinales del tabernáculo de reunión, los levitas eran los encargados de esa función específica; si lo trasladamos al día de hoy, los levitas son los integrantes de la alabanza, del pandero y de las banderas: tenemos que cuidar las cuatro posiciones de la Iglesia. Dice la Palabra que las banderas se moverán en el orden establecido por Dios.

El Señor hace un plan de guerra y coloca a los hijos de Israel en lugares estratégicos para que todas las tribus queden cerca del tabernáculo de reunión. El avance de cada tribu, representa las etapas por las que pasa la congregación cuando se reúne a alabar al Señor: primero va a marchar la tribu de Judá que quiere decir “alabanza”, para entrar en la presencia de Dios; después marchará la tribu de Rubén, que significa “ver un hijo”, es decir, estar ya en la presencia del Señor; después marcha la tribu de Efraín, que viene del hebreo “fructífero” que quiere decir que da frutos.

Juan 15:5 escrito está: Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Si permanecemos en la presencia de nuestro Señor Jesucristo vamos a dar frutos.

La última tribu que avanzó fue la de Dan, que significa “él juzgó”; aquí es cuando entra la profecía de Dios y nos habla a cada uno, nos dice en qué estamos bien y en qué estamos mal.

Volver al principio  

 

 

 

 

 

5. ¿A quiénes les es dada la Bandera?

Volver al principio

Existen siete características principales que se deben reunir para recibir la bandera:

  1. A los que le temen. Salmo 60:4 escrito está: Has dado a los que te temen bandera que alcen por causa de la verdad. Recibirá bandera aquél que es temeroso de Dios, es decir, a quien le ama, a quien le respeta.
  2. A los que tienen comunión íntima con Dios. Salmo 25:14 escrito está: La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto. En el versículo anterior vimos que Dios da bandera a quienes le temen, y aquí hace énfasis en que la comunión íntima de Jehová es con los que le temen. Si tú le temes a Dios y guardas esa relación íntima con Él, te dará bandera.
  3. A los que ponen por obra las Palabras de Dios. Deuteronomio 28:58 escrito está: Si no cuidares de poner por obra todas las palabras de esta ley que están escritas en este libro, temiendo este nombre glorioso y temible: JEHOVA TU DIOS. Dios le da bandera a los que pondrán por obra todo lo que está escrito en la Biblia.
  4. A los que le sirven con integridad y verdad. Josué 24:14 escrito está: Ahora pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río y en Egipto; y servid a Jehová. Dios pide que le sirvamos de acuerdo con lo establecido por Él.
  5. A los que alaban sin importar su edad. Apocalipsis 9:5 escrito está: Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes. No importa tu edad, lo que importa es que le temas, que tengas comunión íntima con Él, que pongas por obra su palabra, que le sirvas con integridad y en verdad.
  6. A los consagrados. Isaías 13:2-3a escrito está: Levantad bandera sobre un alto monte; alzad la voz a ellos, alzad la mano, para que entren por puertas de príncipes. Yo mandé a mis consagrados.
  7. A los valientes. Isaías 13:3b escrito está: Asimismo llamé a mis valientes para mi ira, a los que se alegran con mi gloria. ¿Por qué a los valientes? Porque tienes que ser valiente para entrar en la guerra espiritual.

Volver al principio  

 

 

 

 

 

6. ¿Qué es el ministerio de Banderas?

Volver al principio

El ministerio de banderas no consiste sólo en levantarlas, hacer giros y darse vueltas; se debe cumplir con los siete puntos anteriores, y eso resulta difícil, no cualquiera lo logra.

Cada uno de los movimientos que se hacen con las banderas, tienen un sustento bíblico, es decir que hay un versículo específico para fundamentar el movimiento que se lleva a cabo.

Uno de los propósitos de las banderas es para guerrear, para luchar contra el enemigo. Isaías 59:19 escrito está: Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él. No importa qué tan fuerte, qué tan poderoso sea el enemigo; el Señor se levantará aún con mayor fuerza y poder que él, para defenderte.

Hoy día el cristiano tiene una guerra como la que Moisés tuvo con Amalec, y si no está preparado, si no tiene conocimiento bíblico la perderá. Oseas 4:6 escrito está: Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Cuando no existe conocimiento de las Escrituras, cuando no hay preparación, las banderas se moverán sin sentido. En este ministerio se requiere entrega a Dios, estar dentro de su voluntad para poder ministrar; si no lo hay, sólo se moverán las banderas sin sentido alguno.

Se necesita saber el funcionamiento adecuado de las banderas con su fundamento bíblico; para qué sirven, cómo se utilizan, cuáles son las posiciones correctas, qué significa cada movimiento según las Escrituras. Es importante que no haya ignorancia para que siempre se tenga la respuesta bíblica al ministerio.

Cuando Dios profetiza respecto del nacimiento de nuestro Señor Cristo Jesús, dice que será un pendón para los pueblos, que lo levantará como bandera ante las naciones.

Isaías 11:1-10 escrito está: Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. 2Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. 3Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos; 4sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. 5Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.
6Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. 7La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. 8Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. 9No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.
10Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.

El cumplimiento de esta profecía, que es una promesa Dios, está en: Mateo 1:12-16 escrito está: Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel y Salatiel a Zorobabel. 13Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim y Eliaquim a Azor. 14Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim y Aquim a Eliud. 15Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; 16y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. Es ésta parte de la genealogía de nuestro Señor Jesús.

Juan 12:32 escrito está: Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. Aquí advertimos la prominencia de Jesús al ser crucificado y levantado por la cruz. Vimos que estandarte significa prominente y prominente es que sobresale de lo que está alrededor, nuestro Señor Jesucristo estaba sobresaliendo de todo lo que estaba alrededor y al momento de ser resucitado, lo iban a ver y a todos iba a atraer a Él.

Isaías 11:11-12 escrito está: Acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat y en las costas del mar. 12Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra. Dios señala que levantará bandera por medio del Señor Jesucristo a todos los pueblos, y sin importar su condición, ni dónde habiten, los atraerá hacia Él.

Números 21:8-9 escrito está: Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía. Aquí hay un ejemplo claro de una bandera levantada por Dios; sabemos quién es la serpiente, Satanás, con sólo voltear a ver esa bandera que había establecido Dios a Moisés se iba a sanar el que fuere mordido.

Juan 3:14-15 escrito está: Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna. Dios profetiza que el Señor será levantado, y si nosotros levantamos a Jesucristo, tendremos la vida eterna.

Volver al principio  

 

 

 

 

 

7. Cursos de Banderas

Volver al principio

En el Centro de Artes Levantaré, contamos con cursos especializados en el ministerio de Banderas, para prepararte conforme la voluntad de Dios. Los programas están diseñados por bimestre, donde se enseñan los movimientos y sus respectivas citas bíblicas, al tiempo que se montan coreografías.

Si deseas más información sobre los cursos de este ministerio, envíanos un correo electrónico a:

banderas@levantare.org

 

| ©2011 Instituto Levantaré A.R. |