INSTITUTO LEVANTARÉ, A.R.

 

VIDA Y PODER

 

Jesús Cano

 

 

REGRESAR

   

La primera vez que me subí en una caja roja en Madrid, es donde predicaba en Puerta del Sol; creo que era el segundo día que estaba ahí y de repente me aventaron yo no sé por qué. Todos estaban como viendo, aprendiendo y me dijeron: ¡Vas! Dije: ¿Yo? Me dijeron: ¡Vas! Dije: Pues voy ¿no? ¿Qué puede pasar en una caja de este tamaño? Me subo, y en el momento en que me subí, me paralicé, y empecé a hablar; y lo único que podía pensar era: ¿Pero qué estoy haciendo aquí trepado? ¿Y si me bajo? Y si digo: bueno gracias y me voy. Pero no, no lo hice.

 

Mateo 16:17-18 Entonces respondió Jesús: Bienaventurados eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

 

Y como lo hemos hablado los últimos dos meses, hemos estado hablando de lo que es la Iglesia, y para qué el Señor un día se le ocurrió que nos reuniéramos, porque muchas veces simplemente venimos por venir. Y venimos pues porque es domingo, día de reposo y hay que ir a celebrar al Señor. Y hemos visto que la Iglesia es un lugar de esperanza, que la Iglesia también es un lugar para restauración, que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo, la Iglesia es el medio por el cual Jesucristo nos edifica.

 

Y todo lo que hemos estado viendo tiene que ver con la Iglesia hacia nosotros. Cómo soy yo en la Iglesia, qué es ser la Iglesia; pero, Jesús no pensó la Iglesia aquí, o sea en este lugar. Jesús no pensó la Iglesia hacia adentro, Jesús no pensó la Iglesia así como uno; Jesús pensó la Iglesia como todos y algo súper, súper curioso: Pensó la Iglesia hacia afuera.

 

Hacer Iglesia hacia adentro básicamente es perder el tiempo; no digo que esté mal, no es en contra del Señor, no es en contra de la Biblia, de hecho es necesario. La comunión con los santos es necesaria, el reunirse a escuchar la Palabra de Dios, el reunirse a adorar juntos está en la Biblia, es parte de lo que hacemos. Pero, no es el todo, falta lo más interesante, falta donde está la diversión. 

 

Porque venir a la Iglesia, ¿todos somos cristianos aquí? No representa ningún desafío ser cristiano en la Iglesia, es más, si fallas siendo cristiano en la Iglesia, ¡tienes un gran problema! Si vienes a la Iglesia y no te comportas como cristiano, tienes un severo problema. Básicamente aquí es nada, como coser y cantar, es matemáticas, uno más uno es dos. Pero donde nosotros somos cristianos es allá afuera. Donde la Iglesia se ve y se tiene que ver es allá afuera. Que la Iglesia se vea como Iglesia dentro, no sirve para mucho.

 

No tiene mucho sentido ser la Iglesia adentro de la Iglesia. Es como si todos estudiamos medicina, y en lugar de trabajar en un hospital trabajamos con pura gente sana, que no se enferma, pero somos doctores ¿no? Es como si un nutriólogo en lugar de querer subir o bajarlo de peso, él se dedica a trabajar con gente que está perfectamente alimentada, pero no tiene muchos sentido. ¿Lo puede hacer? Claro, pero si alguien come saludablemente siempre no tiene tanta necesidad de un nutriólogo ¿o si?

 

Si alguien está completamente sano ¿para qué va al doctor? Imagínense que está el doctor esperando en su consultorio, y la sala de espera está llena de gente sana; y pasa el primero y le dice: doctor ya vine. ¿Y qué el duele? Nada. ¿Se siente mal? No. ¿Le tomo la temperatura? No, estoy bien. O.k. Pero gracias, solo venía a verlo. Le cobran 500 pesos, eso no te lo perdonan, y te vas.  Y después llega el otro y le dice: Doctor llevo dos horas esperándolo. O.k., ¿qué le pasa? Nada. ¿Las anginas, algo, le duele algo? No, todo perfecto. Y se queda viendo al doctor y el doctor lo ve, ¿necesita vitaminas? No, las tomo diario gracias. Y se tarda ahí una hora viendo al doctor y se va.

 

No tendría sentido, básicamente está desperdiciando su tiempo, su dinero y está desperdiciando el tiempo del doctor. No digo que ustedes lo están haciendo, de hecho ustedes no serían los pacientes, ustedes serían los doctores. Eso es más interesante, siempre es más interesante ser el doctor que ser al que atienden. Siempre es más interesante ser el que va manejando el carro que  ser el copiloto; a menos que sea mi mamá.

 

Yo voy manejando y mi mamá así de ¡ah! Pero mamá va hasta allá. No hay nadie y grita: ¡Frena! Pero vamos solos madre. A menos que seas mi mamá te diviertes siendo el copiloto y odias ser el piloto. Y entonces dices: ¿Quieres manejar tú? No, maneja tú, lo estás haciendo muy bien. Lo sabía, pero creí que estaba fallando catastróficamente ¿no?

 

Jesús se refiere a la Iglesia de las formas creo más íntimas y personales que tiene. La Iglesia es la novia, la Iglesia aes el Cuerpo.  No hay nada más íntimo que el cuerpo. No te vas a encontrar nada más cerca de ti que a ti mismo; y fuera de ti no vas a encontrar nadie más cerca de ti que tú esposa o que tú esposa. Y Jesús se refiere a la Iglesia como a la novia.

 

De hecho todo el concepto del ayuno cambia en el Nuevo Testamento. En Isaías habla de siete formas por las que tenemos que ayunar y habla de romper cadenas, y eso es en Isaías. Pero de repente Jesús habla del ayuno y le dicen los fariseos que siempre estaban molestando a Jesús; le dicen: oye Jesús, ¿por qué nosotros los discípulos de Juan y los fariseos ayunamos y tus discípulos nunca ayunan? Y responde Jesús: ah porque cuando está el novio no hay necesidad de ayunar. Pero cuando el novio se vaya la novia va ayunar porque lo extraña. Y

 

Y todo el concepto del ayuno Jesús lo cambia, y el concepto del ayuno según Jesús en el Nuevo Testamento es para intimidad con Dios. Es porque yo necesito más de Jesús entonces, yo ayuno y me posiciono en un punto para recibir más de Dios. ¿Si? Y Jesús lo cambia todo con la novia. Dice efesios que Jesús se está preparando a él mismo a una novia sin mancha y sin arruga. ¿Y quién es la novia? La Iglesia.

 

Ahora, no dice que Jesús se la encontró, no dice que Jesús haya estado fiesteando en un bar y la haya visto y le dijo: ah, tú vas a ser mi novia. ¡No, no, no! Es que Jesús, él mismo se crea a la mujer con la que quiere estar, y que la moldea de tal manera que ella se vea exactamente como él se ve.

 

Ahora, ¿cuál fue la motivación para que Jesús fuera a la cruz? Amor. La Biblia y el Padre se mueve por una simple y sencilla razón: AMOR. No hay por otra cosa que el Padre haga cosas, ¿por qué? Porque el amor busca lo mejor, y el Padre en lo amoroso que es siempre va a buscar lo mejor para ti. ¿Por qué? Porque te ama. Es impresionante que se pueda resumir todo lo que el Padre es en una sola cosa: Amor.  Dice Juan: Dios es amor. Entonces, tú no puedes decir que conoces a Dios si no amas a la gente. Todo lo podemos resumir en amor.

 

Y hay algo clave en la Biblia: intimidad. No importa por dónde vayas, no importa lo que leas, no importa; el llamado siempre es hacia Jesús, y ya Jesús reparte. Pero el llamado siempre es estar cerca, no es estar lejos, siempre es estar con él. Y todo lo que Jesús hace lo hace por amor, igual que el Padre. Y por amor se crea una novia.

 

Hay dos maneras de extender el reino y están en la Biblia, la primera es por conquista: peleas, ganas, conquistas y extiendes el reino. Así se extendían antes. Un reino no podía extender su reino si no peleaba, tenía que pelear, ganar, conquistar y extendía su reino. Y la otra manera ¿cómo creen que era? Por el otro tipo de conquista. Casaba el rey a su hijo con la hija de otro rey más, y extendía su reino. Salomón lo hizo.  O puedes conquistar como David o puedes conquistar como Salomón, no te recomiendo la de Salomón, tantas mujeres debe ser un caos.

 

Entonces el reino se trata de conquista, el reino se trata de conquistar o por la fuerza o conquistar con ella. Y tenemos en Génesis,  se saben la historia; Dios creó el cielo y la tierra, empieza a crear  y de repente el sexto día empieza a formar al hombre. Y dice: hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Entonces el Padre toma del polvo de la tierra, crea a Adán, sopla en él y hace al hombre. La prueba A.

 

Y después de eso dice que lo pone en el Huerto, Adán empieza a trabajar el Huerto junto con el Padre, y dice que Adán ponía nombres; tú te vas a llamar león. Tú te vas a llamar tigre. Tú, ornitorrinco. Así ¿no? Y dice que pasaron todos, nunca dice que Adán se sintiera solo, es más creo que Adán ni siquiera lo notó. Pero pasaban todos y dice la Biblia que no se encontró nadie como Adán. Entonces el Padre cuando vio que nadie se veía como Adán, ¿qué es lo que hizo? Lo puso a dormir, abrió su costado, sacó una costilla, cerró la carne y terminó la creación con lo más hermoso que pudo haber creado: a la mujer.

 

Y crea a Eva. La tiene, y después de que Eva tiene este encuentro con Dios va y se la presenta a Adán. Y dice la Biblia: Y le llevó Dios a Eva a Adán, y Adán la vio y dijo: Tu nombre va a ser Eva, eres la madre de los hombres. Eres varona porque del varón fuiste tomado. Ah qué padre, padrísimo, ya saben qué pasó, la riega uno, la riega el otro, se cargan el reino, una cosa muy simpática.

 

Y el Padre necesitaba algo, y podemos encontrar algo en Génesis, y puede ser muy ridículo y muy simple. Pero de toda la gente que había, de todos los animales que había nadie se veía como Adán. Me van a decir: si. Pero eso tiene un punto, porque el señor estaba buscando para Adán alguien que se viera exactamente como Adán, ¿si? Ahí eso manténganlo en la mente, y voy a ir más adelante. 

 

Entonces no había nadie que se viera como Adán, entonces el Señor tuvo que crearle a Adán una novia que se viera exactamente como él, con la misma gloria que tenía, que resplandeciera tanto como Adán y crea a Eva, y tiene al hombre y tiene a la mujer.


Tenemos el primer Adán y la primera Eva.  El hombre peca, lo sacan del Huerto; y se necesitaba recomponer todo lo que estaba echado a perder, entonces mandan a Jesús, el primero de la creación, Dios hecho hombre, y nace de una virgen. Y en el Nuevo Testamento llaman a Jesús el segundo Adán ¿cierto o falso? No estoy diciendo nada que no ¿verdad? Entonces tienes a este segundo Adán que tenía que resolver lo que el primer Adán había echado a perder, todo, absolutamente todo.

 

Tenía que traer de vuelta la autoridad para nosotros, tenía que conquistar la muerte, tenía que conquistar al pecado, y todo lo tenía que hacer el segundo Adán porque el primer Adán había fracasado en la tarea que tenía. Y no solo eso, la primera Eva fracasó en la tarea que tenía. Entonces está Jesús, y llegamos a Mateo 16. Mateo 16 es la primera vez en toda la historia que la Biblia habla de la Iglesia y la menciona Jesús.

 

Y está Jesús con sus discípulos caminando y de repente Jesús hace de esas preguntas que no la ves venir, ¿les ha pasado? ¿Han tenido ese encuentro con Jesús que no esperaban que hiciera eso? Que es así d: chin ¿por qué lo dijo? Estabas esperando muchísimas opciones pero viene Jesús con algo que no esperabas. Entonces, viene Jesús caminando y le dice a sus discípulos: oigan, ¿quién dice la gente que soy yo? Y los discípulos le dicen: bueno, dicen que eres Elías, o Jeremías o alguno de los profetas. Y dice Jesús: ah muy bien, ¿y quién dicen ustedes que soy yo?

 

Y yo creo que se hizo un silencio entre los doce de esos silencios incómodos ¿no? Donde escuchas cantar al grillo. Y me puedo imaginar a Juan volteando con Jacobo, con Bartolomé, y todos así de oh. Y en eso dice Pedro: tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente. Y voltea Jesús y le dice: Bien has dicho Simón, hijo de Jonás, porque lo que tú dijiste no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.


En la Asamblea el Pastor Mike Massa hablaba de que la Iglesia nace después de la revelación de quién es Jesús. La edificación de algo en tu vida siempre tiene que partir del fundamento de quién es Jesús. Si Jesús no revela quién es, es imposible construir. Es más o menos la parábola de la casa sobre la roca, ¿si? En la revelación de Jesús es donde nosotros construimos nuestra vida. Si nosotros construimos fuera del fundamento que es Jesús, todo se cae.

 

Pero ahí está Jesús y necesitaba algo para empezar a construir su sueño. Porque cuando Jesús estaba en la tierra ¿qué era lo que más le preocupaba a Jesús estando en al tierra? Que venga tu reino y se haga tu voluntad en la tierra así como se hace en el cielo. Si eso no le hubiera preocupado tanto a Jesús, Jesús no hubiera orado eso cuando le dijeron: Maestro enséñanos a orar. Y la respuesta de Jesús es: van a orar de esta manera. Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Y se haga tu voluntad en la tierra de la misma manera que se hace en el cielo.

 

Y cada vez que Mateo habla de Jesús predicando, y dice que venía Jesús diciendo: el reino de los cielos ya llegó, arrepiéntanse porque el reino de los cielos ya llegó. Porque la tarea de Jesús era mostrar el reino de los cielos en la tierra. Si era redimirnos para con el Padre, si era para que tú y yo tuviéramos una relación con Él; pero todo lo que Jesús hacía, cada milagro que Jesús hacía no simplemente revelaba lo que era el Padre.

 

Cada milagro revela el carácter del Padre, no es que simplemente Jesús lo haya hecho, sino que cada milagro que hay en la Biblia está hablando de quién es el Padre, pero también es una profecía de lo que el Padre puede hacer.  Es impresionante, no solo habla de lo que Dios ya hizo, está profetizando de lo que Dios puede hacer, y esto es maravilloso.

 

Y entonces está Jesús mostrando no solo el carácter del Padre, con cada vez que Jesús sanaba, cada vez que Jesús liberaba, cada vez que Jesús resucitaba a alguien, cada vez que Jesús limpiaba a alguien; Jesús estaba haciendo esto: El cielo en la tierra se tiene que ver así. Uno de los propósitos de los milagros no simplemente es cambiarte tu vida, los milagros revelan la naturaleza del cielo en la tierra.

 

No se puede hacer anda en contra de eso, Dios hace milagros no para que estemos bien, es para que veamos su carácter, y para que veamos cómo se ve el cielo. Porque cuando nosotros podemos ver el cielo, podemos traerlo a la tierra. En la Biblia se necesita algo, y la adoración se compone de esto: Revelación y adoración. Tú no puedes adorar lo que no ves, lo que no conoces, lo que no sabes.

 

Por eso cada criatura que vemos en Apocalipsis hay una que está llena de ojos, ¿lo han visto? ¿Por qué? Porque en ver al Padre es donde encuentras la revelación de lo que el Padre es, y encontrando la revelación de lo que el Padre es ahí puede construir y puede adorar a Dios. Porque yo no puedo adorar a Dios si no lo conozco; es un principio que está en Hebreos 11, que dice: podemos acercarnos a Dios porque sabemos que le hay. Dice: pero si no creemos que hay un Dios, yo no puedo acercarme a Dios. Entonces, para acercarme a Dios necesito creer, necesito creer que Él está ahí, necesito la revelación de lo que Dios es.

 

Y entonces Jesús está revelando la naturaleza del cielo en la tierra, y cada vez que Jesús limpiaba a alguien era: el cielo en la tierra.  Cuando Jesús hacía que un cojo caminara, ¿qué estaba haciendo? El cielo en la tierra. Y el sueño del Padre era traernos hacia Él. Pero estoy convencido que el sueño de Jesús era establecer el reino de los cielos en la tierra.


¿Se saben la historia de los Borgia? Rodrigo Borgia fue Papa, se llamó Calixto III, tenía dos hijos Juan y César, si antes podían tener hijos, medio los escondían pero una cosa muy rara. La Iglesia católica hizo que se prohibiera tener hijos para que no les pasaran tierras a los hijos, y para que la Iglesia católica se pudiera quedar con las pertenencias de todos los demás, de ahí nace no de vamos a consagrarnos a Dios, no, fue por dinero. Pero que lo quieran disfrazar es otra cosa. A mí no me mienten.

 

Entonces tenía estos dos hijos, Juan era un caso medio perdido pero estaba César. César primero era Cardenal pero, él no quería ser Cardenal, ahí estaba lo divertido, César quería ser el comandante del ejército del Papa, eso es lo que él quería ser. Y un día su hermano Juan muere, César dice que ya no quiere ser Cardenal y le dan el ejército Papal, lo casan con una princesa francesa, y también tiene acceso al ejército de Francia. Y en esta invasión que Rodrigo Borgia tenía pensada, Rodrigo Borgia no sabía bien qué hacer, hacia dónde iba y llega César y le dice: Padre si tú me dejas, yo te voy a construir un imperio.

 

Y esta es una declaración que a mí me fascina de esta familia, de César Borgia, ve el deseo del padre y llega el papá y con toda la valentía le dice: Si tú me dejas, yo te hago el imperio que tú quieres. Y César Borgia empezó a conquistar prácticamente toda Italia, e hizo que el reinado del Papa no solo fuera el Vaticano sino se extendiera.

 

Y en un hijo siempre está el deseo de ver el sueño de su padre cumplido. Eso lo estoy diciendo ¿por qué? Por la oración de Jesús. Venga tu reino. Hágase tu voluntad. Y puedo ver a Jesús diciéndole exactamente al Padre: Yo te puedo hacer un imperio en la tierra. Jesús no es este Jesús que vemos en la películas que es bastante lamentable. ¿Han visto esas películas con este Jesús patético que va por la vida así que lo puedes cachetear 20 veces y que no va a hacer nada?


¡Así no era ni es Jesús! La naturaleza de Jesús en la Biblia es otra, es un conquistador, es un hombre que se muere por amor. Y hay algo que es súper clave: el amor siempre hace los mejores guerreros. El miedo no los hace, el odio no los hace, el amor siempre hace los mejores guerreros. Por eso Jesús siempre pudo ir a la muerte, por amor. Y cuando estaba en la muerte, cuando le ofrecen el vinagre para que no sintiera tanto dolor, Jesús dice: no lo quiero, quiero pasar esto completo. Porque estaba perdidamente enamorado del Padre, enamorado de su sueño y enamorado de su novia.

 

Y Jesús está simplemente movido por amor. Y su ministerio dura 3 años motivado por amor, intentando hacer algo: que el cielo venga a la tierra, y sanaba gente. Imagínense cuánta gente sanó que al final Juan dice: y esto que escribimos simplemente es algo que lo que pudimos escribir, porque si habláramos de todo lo que vimos  a este hombre hacer, no habría libros que llenaran lo que este hombre hizo.

 

Los Evangelios son simplemente un resumen o es como si agarraran pintura en un lienzo y la aventaran así, y es como si hubieran salpicado de las obras de Jesús. Pero lo que dice Juan es lo más impresionante, es que no cabrían los libros en la tierra si escribiéramos lo que este hombre hizo. Es: si escribiéramos los milagros que este hombre hizo, no habría libros en la tierra. ¿Puedes ubicar esa magnitud? Y antes de eso Jesús dice: es que cosas más grandes de las que yo hice, ustedes van a hacer.

 

Es que Jesús sabía todo lo que él hacía. Es que Jesús sabía eso, Juan está diciendo: no cabrían los libros en la tierra si escribimos todas las maravillas que este hombre hizo. Jesús es teología perfecta, Jesús es la imagen de Dios. Y este hombre, Dios hecho hombre dice: Tú vas a hacer cosas más grandes que las que yo hice. Jesús está diciendo: lo mínimo por lo que tú tienes que vivir, es lo que yo hice. Y no solo habla de santidad, habla de milagros, habla de señales y habla de prodigios.

 

El nivel más bajo que Jesús plantea para un cristiano es su vida misma, es la vida de Jesús, él sabía lo que estaba haciendo, y nunca se equivoca. Hay veces que no lo entendemos, hay veces que lo ves actuar y dices ¿pero por qué? Dices: Si me hubieras preguntado yo te hubiera dado un consejo. ¿Nunca lo han pensado? Es: si me lo hubiera encargado a mí, yo lo habría hecho diferente.  ¿No? Yo sí, muchas veces.

 

Pero él nunca se equivoca, y todo lo que pasa aun lo malo, él lo convierte en bueno, es la naturaleza de Dios.  Por eso la gente cree que Dios planea el mal. No planea el mal, es tan bueno revirtiendo el mal que parece que lo planeó desde el principio, pero gracias a Dios tenemos un Dios que es muy bueno siendo Dios, imagínense si no fuera tan bueno siendo Dios, esto sería un caos.

 

Y está Jesús, tres años de ministerio, y un 14 de Nisán junta a sus discípulos a los doce, y empieza a cenar. Y Jesús canta ese día, y les empieza a hablar y hace todo esto de la Pascua y después toma una copa y dice: este es el nuevo pacto en mi sangre, y les digo que no voy a volver a tomar de esto hasta que no regrese por ustedes. El Nuevo Pacto solo se encuentra en Jeremías. Y ahí estaba Jesús preparando todo para enamorar a la novia.

 

Ya la había pensado antes, ya la había pensado en su revelación, pero faltaba algo: que existiera. Efesios dice: porque Jesús está preparando a él mismo una novia. La novia todavía no estaba, Jesús se la tenía que hacer como al primer Adán le hicieron a Eva, Jesús tenía que hacer a la segunda Eva. Y ahí está, y conocemos la historia, empiezan a comer y dice Jesús. Uno de ustedes me va a traicionar. ¿Seré yo? No Pedro no eres tú, es Judas. O sea, es de al lado ¿no? Es como: no quiero decir quién es,  pero es el que ya no está.

 

Una de mis primas tenía un conejo y un día el conejo murió, y por desgracia mi prima estaba en mi casa, y su mamá me hablo y me dijo: ¿está Pris contigo? Le dije: si. Me dijo: Se murió el conejo. Dije: no. Me dijo: Dile. Y dije: ¡Qué! No. Y me dijo: Si, dile. Ahora, eso de dar malas noticias o noticias no es lo mío ¿no?

 

Entonces estábamos Iván, Pris, Abraham, creo que estaba Rebeca y yo; y de la nada dije: de un paso al frente el que tiene un conejo. Entonces Pris dio un paso al frente, y en eso le dije: no Pris tú ya no. Fue la forma más humana que se me ocurrió de decir que su conejo estaba muerto.  Y me dijo: ¿qué? Y entonces ya le dije: háblale a tu mamá.

 

Así tal vez Jesús le pudo haber hecho con Judas, ¿seré yo? No voy a decir quién pero es el que se acaba de ir. Habría sido muy bueno ¿no?  Y después de eso Jesús va a orar al jardín, Pedro, Jacobo y Juan tristes como ellos solos; y dice la Biblia que se quedaron dormidos porque estaban tristes; ¿alguna vez les ha pasado eso a ustedes? Estás acá tan triste que te pones como en modo hibernar, y cuando te despiertas dices: es jueves, me dormí el lunes; y es, pero por qué tengo sueño.

 

Y dice que estaban tristes y la tristeza hacía que se durmieran. Y ahí estaba Jesús empezando a  sudar sangre, y llega Judas; Judas siempre estaba hasta el último, Judas no era el más cercano; pero Judas fue el que fingió intimidad. La traición siempre viene del que finge intimidad no del que está más cercano. El que pretendía ser íntimo con Jesús ese fue el que lo traicionó. El que dijo: eso lo hubiéramos vendido por 300 monedas de plata. Cambió al Maestro por 30. Porque no era real, fingía lo que tenía. Jesús lo ve y lo besa.

 

Ya saben cómo es Pedro, se vuelve loco, todo mundo corre. Se llevan a Jesús al Sanedrín, Pedro empieza a decir groserías, ¡es que no soy cristiano…! Tranquilo hermano. ¿Han visto a esos hermanos, los conocen, que salen de la Iglesia y tienen espíritu de Pedro? Perdón hermano. Y llega Jesús a la cruz. Jesús simplemente por guardar una promesa no toma el vino con la mirra, porque dijo que no lo iba a tomar, y también iba a pasar ese momento entero, e iba a sufrir completo.


Ese es el amor del que la Biblia habla. Le destrozan la espalda, la cara, lo clavan a una cruz, lo levantan y escriben en varios idiomas para que todo mundo se burlara de él. Donde crucifican a Jesús era un lugar cosmopolita, por eso está escrito en arameo, griego y latín para que todos los que pasaban por esa ciudad vieran quién estaba ahí, y se pudieran burlar de él. 

 

Pero les falló algo, que las iniciales de lo que escribieron hacía uno de los nombres de Dios. Y cuando levantan el madero, arriba tenía uno de los nombres de Dios, por eso los fariseos empiezan a decir: quiten eso, es que eso es blasfemia. Porque lo que pusieron fue que Dios estaba en ese madero. Y ahí estaba Jesús 100% Dios, 100% hombre. Consejo: si un día le quieren predicar a alguien solo tenemos un Jesús y una cruz, hablen de eso, no necesitamos nada más.

 

Entonces estaba Jesús ahí sangrando, la parte de Jesús hay siete frases en la cruz, dice: Padre ¿por qué me has abandonado? Y Jesús empieza a cumplir cada una de las profecías. Es imposible negar quién fue Jesús, el día que Jesús nació se cumplieron en el instante que Jesús nació se cumplieron 118 profecías. Es demasiada casualidad para que no sea el Hijo de Dios y que no sea algo planeado, ¡y nace!

 

Y ahora está en la cruz terminando 3 años, con el amor haciendo los mejores guerreros que han existido, y Jesús parado ahí en la cruz aguantando. Y a Jesús le dio sed y le dieron vinagre para que se cumpliera lo que estaba escrito. Y después de que le dan vinagre, Jesús dice: ¡Consumado es, está terminado! La palabra griega es: ¡pagado por completo! Y Jesús grita: ¡Pagado por completo! Es ¡Ya los pagué, ya no deben nada! En ese momento fuimos redimidos para con el Padre.

 

Y en el momento que lo pagó todo, Jesús entregó el espíritu y murió. Pero no estaba completa la cosa; el segundo Adán tenía que traer a la segunda Eva, porque segunda Eva no existía. Entonces le dice: Ya va a ser la Fiesta, tienen que bajar los cuerpos de ahí. Rompen las piernas de los que están a los lados de Jesús, y cuando ven que Jesús está muerto (Juan 19:36), el soldado romano toma la lanza y la clava en el costado de Jesús y lo abre.

 

¿De dónde nació Eva?  Del costado de Adán. Y el segundo Adán traía en su muerte a la vida a la segunda Eva que iba a ser la Iglesia, por amor. Y sale sangre con agua, físicamente quiere decir que ya estaba muerto, era evidencia de que ya había muerto, es más que su corazón algo pasó en su corazón que fue como si se hubiera derretido, una onda así. El doctor luego les puede explicar.

 

Pero aquí hay algo curioso, ¿se acuerdan de Mateo 16? Bueno, es Pedro no te lo reveló carne ni sangre, no te lo revelaron cosas naturales; ¿con qué dio a luz Jesús a la segunda Eva? Con sangre y agua. Porque la Iglesia no está edificada en carne y sangre sino edificada en carne y agua. ¿Por qué sangre y agua? Levítico 17:11 De la sangre mana la vida. ¿Por qué agua? Porque uno está hablando de la vida espiritual de la Iglesia,  pero también el agua siempre tiene que ver con el Espíritu Santo.


Y la Iglesia en su ADN no estaba que fuera de carne, no estaba que fuera una Iglesia natural, estaba que fuera una Iglesia sobrenatural. Porque estaba en la sangre de la vida pero también en el agua del Espíritu. Y ahí es en donde nace la Iglesia. Jesús ya la había anunciado antes pero tenía que pasar algo: abrir al segundo Adán para que naciera la Iglesia. Y para que el segundo Adán se hiciera a su novia.

 

Porque a Jesús no le hacen su novia, Jesús se hace a su novia, por eso seguimos aquí porque sigue tratando con nosotros.  Limpia y sin mancha. Ahora, ¿qué fue lo que llevó al Padre a hacerle a Eva a Adán? Dice en Génesis: y vio que el hombre estaba solo. El hombre no podía hacer todo el llamado solo, necesitaba a alguien más a Eva. Pero no podía tomar de en medio de la gente ¿por qué? ¿Por qué no tomó de algún animal? Porque no se veía como Adán, sencillo ¿no?

 

¿Cómo es la Iglesia? La Iglesia se tiene que ver exactamente como Jesús. Y le dijo: eres carne de mi carne y sangre de mi sangre. Y Jesús diría algo como: eres sangre de mi sangre y agua de mi agua. Y ahí estaba dando a luz a su sueño. Y lo primero que la Iglesia hace es: tomar al muerto; después de que Jesús muere ¿qué es lo que pasa? José de Arimatea va y habla con Pilato y le dice: aquí en el jardín tengo una tumba, ¿me lo puedo traer?  Y Pilato le dice: vas, vas. 

 

Bajan a Jesús, José de Arimatea lo cubre,  Nicodemo lo limpia; los fariseos, los primeros que fueron la Iglesia; y lo que hace la Iglesia es: tomar al que está muerto para ponerlo en un lugar en donde pueda resucitar. Si no hubieran bajado a Jesús de la cruz, si no lo hubieran puesto dentro de la tierra, tal vez la profecía no se hubiera cumplido. Pero el propósito de la Iglesia es tomar a lo que está muerto para ponerlo en un lugar donde pueda recibir vida, para que el espíritu de la resurrección busque lo que esté muerto y lo traiga a la vida.

 

Y Jesús dice en Mateo 5:13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

 

Vosotros son la sal de la tierra; ¿de qué sirve si la sal pierde su  sabor? ¿Para qué le sirve a la comida? Y después Jesús dice: Son como una ciudad puesta sobre un monte que no puede ser escondido. Y después dice: no se puede poner una luz debajo de un almud. ¿Alguna vez han visto esos cristianos que huyen del centro a atención? Es tonto, porque somos la luz de la tierra. Y si todo está oscuro y hay una luz, ¿a dónde creen que van a voltear?

 

Y los cristianos luchamos por quitarnos del centro de atención. Es: no, no, no voy a ser orgulloso, y como no voy a ser orgulloso… No, es que el simple hecho de que Jesús vive en ti, debe de atraer la atención de la oscuridad hacia ti. Y creo que esta parte Jesús también está hablando también de las funciones de la Iglesia, pero ya no la función de la Iglesia entre nosotros sino para lo que la Iglesia fue hecha.

 

Porque así como Eva y Adán estaban hechos para extender el Edén fuera del Edén; la Iglesia está hecha para extender el reino de los cielos fuera de esto. El reino de los cielos aquí no sirve, el reino  de los cielos alrededor de esto, da igual, las palabras proféticas aquí dan igual.

 

Las sanidades aquí, si es bonito pero es allá afuera donde las necesitan. Allá es en donde necesitan a alguien que vaya y les profetice. Allá es en donde necesitan que los muertos revivan, ¡no aquí! Sí es bonito aquí pero allá afuera está la diversión. Y no hay mejor fiesta que las que hace el Espíritu Santo. Nicodemo y José de Arimatea ponen a Jesús en el sepulcro, y tres días Jesús muerto.

 

El Salmo 22 es un salmo sobre la crucifixión, el Salmo 24 es un Salmo sobre la ascensión y la resurrección de Jesús, por lo tanto, el Salmo 23 era cuando Jesús está muerto. Jehová es mi pastor, nada me falta, aunque ande en valle de sombra y de muerte, mi corazón no temerá. Delante de mis angustiadores has puesto mesa para que yo coma contigo. Era lo que Jesús vivía, era lo que pasaba con Jesús cuando Jesús estaba muerto. ¿No es impresionante la Biblia?

 

Y al tercer día, Romanos 8:11, ¿qué no saben que el espíritu que resucitó a Jesús de entre los muertos, vive en ustedes? Y después habla como que lo que está muerto en nosotros puede resucitar. Claro, porque el espíritu de la resurrección necesita algo muerto para trabajar, si no, no sirve. Para que el espíritu de la resurrección tenga el efecto que necesita, necesita algo muerto puesto en el lugar donde tiene que estar.

 

Y eso hizo José de Arimatea y Nicodemo poniendo a Jesús en el sepulcro para que resucitara. Y ahí empieza la Iglesia a tomar consciencia de lo que tiene que hacer, y lo que la Iglesia tiene que hacer es cuidar de los que están allá afuera.  ¿Han visto esos cristianos que no oran por la gente porque no son cristianos? ¡NO! Si no es como IFE, no van a votar.

 

Un día hablaba con alguien y me dice: es que hay alguien en el trabajo que estaba enfermo o tenía una alergia, y me dijo: siento que tengo que orar por él pero no quiero orar por él porque no es cristiano. Y yo así de: o.k., tranquilo. Y muchas veces pensamos así, pensamos que el Espíritu Santo está hecho para que simplemente nosotros tengamos diversión con el Espíritu Santo.

 

Pero en Mateo 10, Jesús empieza a mandar a todos y les dice: Vayan y sanen enfermos, limpien leprosos, resuciten muertos, echen fuera demonios. Y más adelante Jesús dice: a la casa que lleguen den su paz, y si no quieren su paz, tomen su paz de vuelta. Y dice: De gracia recibieron, den de gracia. El Espíritu Santo y la Iglesia, está hecha par air a la calle. El Espíritu Santo y la Iglesia no está hecha para simplemente tener relación con nosotros.

 

Que es bueno, sí. Que se necesita, sí, porque así nos hacemos fuertes. Pero necesitamos ir allá afuera empezando porque el plan de Jesús siempre fue ir allá afuera. Nadie, absolutamente nadie fue a buscar a Jesús a su casa. ¿Lo has encontrado en la Biblia? Que diga: Y Jesús estando con María su madre y sus hermanos, cotorreando, llegó una gran multitud a visitarlo a la sala de su casa. ¿Lo has visto? ¡No, porque no está!

 

Y dice: Y Jesús saliendo de mañana. Y Jesús yendo a las ciudades. Y Jesús haciendo eso. Y cuando Jesús dejó de salir fue y les dijo a sus doce discípulos: ahora ustedes vayan y hagan lo que yo hago. Y después que les dijo a los doce: vayan y hagan lo que yo hago. Le dijo a los 70: vayan y hagan lo que yo estoy haciendo.

 

El ADN de Jesús y el ADN de la Iglesia es un ADN sobrenatural, y se desperdicia aquí adentro. El Espíritu Santo es la persona de la Trinidad más aburrida en estos tiempos. No porque Él sea aburrido sino porque lo matamos de aburrimiento. Aplaudir en la Iglesia está padrísimo, danzar en la Iglesia está padrísimo, me gusta verlos danzar, me gusta verlos como adoran.

 

Pero el Espíritu Santo y la libertad del Espíritu Santo no es simplemente esto; es ir allá afuera y empezar a sanar gente. Es ir allá afuera y cambiar destinos.  Y es lo que Jesús planeó para la Iglesia porque en lo que él arregla hacia donde nosotros vamos, Eva está encargada del jardín; y no lo vamos a echar a perder como la primera Eva, eso no va a pasar.

 

Habacuc 2:14 Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.

 

Porque en los postreros tiempos la tierra se llenará del conocimiento de la gloria de Dios, es imposible que la tierra se llene de la gloria de Dios con nosotros dentro de la Iglesia. Y cuando el señor está hablando de eso, no está hablando de que la tierra va a brillar. Yo cuando era niño me imaginaba eso, la gloria de Dios cubrirá la faz de la tierra. Pensaba que todo iba a brillar como dorado, como Goku. ¡Era un niño!

 

La única forma que la tierra brille con la gloria de Dios, es a través de ti. Si la tierra no está brillando por la gloria de Dios, es porque los cristianos no estamos haciendo que brille. ¿Nunca lo habías pensado?  Y ahora voy a hablar de los musulmanes, Salamalecum. Malecumsalam. ¿Todos conocen a Isis, no? Bueno el grupo Isis. No los apoyo para nada, pero tengo un amor por los musulmanes, me gustan las cosas raras, me gusta la gente que vive en la calle, me gusta la gente con pasados tormentosos, me fascinan las prostitutas y los transexuales. Ese tipo de gente me fascina; voy a llevar pizza a insurgentes por si quieren ir conmigo. Simplemente es ir a comer con ellas y a mostrarles el amor de Jesús.

 

Decía que la tierra no brilla porque nosotros no estamos brillando con la gloria de Dios. Hay dos cosas antes de ir a eso estaba hablando de Mateo 5:13, somos la sal de la tierra. No somos la sal de la tierra porque seamos el condimento del mundo. La sal se usaba para preservar la comida. Cuando dice: cuando la sal pierde su sabor, es que la comida ya está echada a perder. Cuando la Iglesia no puede cuidar al mundo, la Iglesia está fallando.

 

Y al que le perdonare sus pecados, sus pecados le serán perdonados. Creo que muchas veces la Iglesia es la que sigue condenando al mundo y cantándole los  pecados que un día cometieron. Y se les olvida 2 Corintios 5, que nuestro ministerio es el ministerio de la reconciliación. Y en 2 Corintios 5:17-20, cinco veces usa la palabra reconciliación en cuatro versículos. Y somos la reconciliación del Padre con los hombres. Somos exactamente lo que Jesús hizo.


Es, ¿cómo se ve Jesús? Tú te deberías de ver como Jesús se ve. El único valiente que yo le he escuchado decir eso fue a Pablo. Es sí, imítenme a mí porque yo me veo exactamente como se ve Jesús. Imagínate que tú pudieras decir eso, decirle a la gente, ¿quiere ver cómo se ve Jesús? Ve mi mida. Eso es lo que Jesús está esperando y está en la Biblia.


¿Has escuchado las teorías de los súper hombres? La más famosa fue en mil novecientos treinta y tantos con un alemán; él decía que su raza era la mejor, que por eso podía matar. Pero ¿sabes? La Biblia habla de súper hombres y tú eres de esa raza. No porque seas mejor que los demás, sino porque hablas vida a los demás.

 

Porque eres de esos que el Espíritu Santo vive dentro de ustedes, y puedes cambiar ciudades, puedes cambiar familias, puedes cambiar entornos, puedes cambiar atmósferas; eso es un súper hombre. Y no lo puedes hacer tú solo, por eso el Espíritu Santo vive en ti. 

 

¿Qué es a lo que está llamada a hacer la Iglesia? A cuidar al mundo. En Ezequiel está hablando el Padre y está profetizando en contra de Israel, y de repente el Padre dice: ¿a quién voy a encontrar en la tierra que se ponga entre ellos y yo? Y lo vuelve a decir en Jeremías. El oficio del profeta se trata de algo, no se trata de decir palabras proféticas, todo mundo puede profetizar, eso no vuelve a alguien profeta.

 

El profeta habla destinos, el profeta ve hacia dónde van las cosas, el profeta se pone entre Dios y la gente para cuidar a la gente; porque la gente es el sueño del Padre. Y tú eres el sueño por el cual Jesús puede conquistar al mundo. La vida del cristiano tiende a ser la vida más aburrida que puede haber en el mundo, porque todo lo encajonamos en el bien y el mal. Y bueno si es verdad que luego el bien aburre, ¿o no?


Si te proponen a irte de fiesta tres días seguidos,  a ver la tele tres días seguidos; pues irte de fiesta está más divertido ¿no? Y hemos reducido lo sobrenatural de la Iglesia a un bien y un mal. Jesús no dio a luz a la segunda Eva por eso, el ADN de la Iglesia es un ADN sobrenatural. Gordon Lindsay decía esto: “Cada cristiano debe de vivir por lo menos una vez al día, una batalla intensa en contra del demonio”. Wayne Mayer dice: “que un cristiano por lo menos tiene que dar una vez al día”.

 

Yo creo que un cristiano debe de tener un evento sobrenatural una vez al día, mínimo, porque es nuestro ADN.  Y tal vez tú te identifiques con esto: estás hastiado de la Iglesia, de cómo se ve el cristianismo. Estás harto de lo bueno y de lo malo; y lees Hechos y te preguntas ¿qué pasó con esos milagros? Yo he estado así de aburrido también.

 

La oración de Jesús es: Venga tu reino. No venga la cultura cristiana a la tierra. La cultura cristiana no sirve, ¡el reino de los cielos sirve, el reino de los cielos cambia vidas!  Y lo sobrenatural puede ir desde una sanidad hasta hablarle vida a una persona. Tenemos que cuidar al mundo. ¿Sabes qué está pasando con los musulmanes? Están teniendo visiones, Jesús se les está presentando, Jesús les habla en sueños o vienen ángeles y les hablan a los musulmanes, a los hijos del bastardo. Así es Ismael. Y los musulmanes se están convirtiendo por sueños que tienen.

 

Alex mi amigo, conoció a una persona musulmana, la conoció en una Iglesia en la que estaba. Y ella se hizo cristiana, ella no dice que es cristiana, ella ama a Jesús, hace lo que Jesús dice, cree en Jesús como su Salvador pero no sabe que es cristiana. Ya el nombre es lo de menos, si quiere le puedes poner la vecina del 53, lo que quieran. Pero ama a Jesús, es seguidora de Jesús, hace lo que Jesús dice, cree en Jesús como su Señor y Salvador; es raro.

 

Pero cuando le preguntas que cómo se convirtió dice que un día ella estaba estudiando, y una cristiana estaba de intercambio en su casa; y cada vez que ella llegaba la veía orar, y le decía: te molesta si oro? Y ella le decía: no, no, para nada. Y la cristiana se ponía a orar. Y luego llegaba la musulmana a su casa y veía a la cristiana de rodillas orando, y oraba por los alimentos y cosas así.

 

Se acabó el periodo de escuela y esta chica se fue, y la musulmana se quedó en su casa y dijo: Jesús, si tú eres real como dicen, ¡háblame! Y esa noche ella iba entrando a su cocina, y un hombre grande de blanco se le apareció. Le dijo: Yo soy Jesús al que tú buscas. Y se sentó con ella, ella dice que fueron más de 3 horas, de 3 a 5 horas; y Jesús le habló el Evangelio.

Esto alguien más me lo contó, era un misionero no me acuerdo en qué país, y llegó un musulmán y le dijo: háblame del libro que traes. La primera reacción es ¿cuál libro? ¿No? Porque si dices: ah si mi libro; te matan, entonces tienes que echarle dos tres cabeza y es ¿cuál libro? Y es el que traes. Entonces este hombre tomó un paso de fe y le empezó a hablar de la Biblia, y después le dijo ¿cómo sabías que lo traía? Y le contestó: es que soñé con un hombre de blanco y me dijo que te viniera a buscar y que tú me ibas a hablar del verdadero Dios.


Y ángeles se están apareciendo en sueños a los musulmanes. Y qué magnífico es todo esto, pero ¿sabes cuál es el único problema? Que Dios tiene que estar haciendo el trabajo que la Iglesia debería estar haciendo, y es una vergüenza. Creo que hizo suficiente en la cruz como para que yo espere que también se le presente a los musulmanes en lugar que yo les hable. O que una prostituta tenga un encuentro con Él en la calle, sin que yo esté ahí. Estás llamado para cambiar al mundo, no estás llamado para ser un observador del mundo. Estás llamado para cambiarlo, y el poder del Espíritu Santo es real.

 

Hace dos años yo estaba en Liverpool, fue la última noche ahí, estaba Simón, un amigo de Colorado estaba dirigiendo la alabanza, yo había terminado de predicar y el Espíritu Santo rompió ese lugar y entró. Y de repente yo volteaba y veía a mis amigos imponiendo manos en las personas, dando palabras proféticas por todos lados.

 

Después de un momento yo caminaba de un lado al otro, y de repente volteo y veo a toda la Iglesia de rodillas pidiendo avivamiento en Inglaterra. Y después de eso no sé cómo llegamos a un momento de sanidad, entonces me acerco a Simón y le digo: estoy sintiendo que hay una persona que tiene un problema en la espalda baja, es un órgano vital y lleva mucho tiempo. Le dije: no sé si es cáncer o qué es, pero está mal y está desahuciada. Y me dijo: vas, dilo. ¿Vas dilo? Te lo dije a ti para que tú lo dijeras.

 

Entonces me paro y empiezo a describir a la persona y en eso se me acerca una mujer y me dice: no está aquí pero es mi amigo, y me dice: le quedan tres meses de vida, ¿orarías por él? Le dije: si claro. Entonces él no estaba ahí, oro por él ¿y qué crees? Que el hombre lleva más de dos años vivo. ¿Lo hago yo? No, no lo hago yo el que lo hace es el Espíritu Santo, yo simplemente soy lo suficientemente valiente para brincar.


El año pasado estaba en Tarifa, y teníamos un evento con los niños. Entonces llegamos a poner las cosas, y de repente había una niña pequeña blanca, de ojos cafés, pelo castaño, medio gordita; y fue y corrió hacia mí y me agarró de la mano. Dije: o.k.  No sé porqué los niños tienden a creer que somos de la misma edad. Un día estaba haciendo una búsqueda del tesoro con los niños de aquí y estábamos en el parque, y voltea un niño y me dice: ah creí que iba a venir un adulto con nosotros.

 

Y yo así de ¿y yo? Y me dijo: bueno tú sabes, tú. Entonces no sé porque los niños creen que tenemos la misma edad. Esta nena llega, se llama Bárbara, llega y me agarró la mano y se puso a jugar conmigo. Y dije: ah qué linda nena. En España cuando quieres decir cool, dices guay, es que guay la nena. Le agarre la mano y me pongo a jugar con ella, había otra niña que se llamaba Saraí, estábamos jugando y de repente yo tenía que enseñar de David. Empiezo a enseñar de David, tres minutos no más de cinco y entonces paso a la niña y pongo un ejemplo con eso, y la niña fascinada ¿no?

 

Siguen jugando y Bárbara se pone a jugar con los niños. Y de repente me grita un tipo, traía shorts y playera, fuerte, y me gritó una grosería ¿no? Y me dijo: me caes de… y  yo así de o.k. Y como me lo dijo sonriendo dije: debe de ser bueno ¿no? Dije: porque la palabra suena muy fuerte, porque si no es, bueno ya fui. Y me dice: ven. Y dije: pues voy.

 

Y me acerco y le pregunto, ¿qué pasó? Y me dice: La niña. Le dije: si. Me dijo: se llama Bárbara. Le dije: si, y es bien linda. Y me dice: es mi hija. Y le dije. Mira, que linda niña tienes. Dice: tiene 6 años. Le dije: Sí, si lo sé. Me dice: Bárbara no habla con nadie que no sea de la familia y que no sea su sicólogo.

 

A los seis años una niña yendo a terapia todas las semanas, y me dice: no sé qué tienes pero mi niña te quiere. Dice: fuera de ti no hay a nadie más que le hable, y ahorita está jugando con los niños, nunca la había visto así. ¿Crees que eso no es sobrenatural? Y luego él me cuenta su historia y me dijo cómo se llama, me dice: acabo de salir de la cárcel. He usado drogas muchísimo tiempo en mi vida, tantas que si no tomo el medicamento que me dan me pongo mal. Necesitaba usar pastillas para que su cerebro funcionara. Me dijo: me coció el cerebro, ya no estoy bien.

 

Me siguió contando y me dijo: me estoy divorciando de mi esposa, dice que soy un bueno para nada, que nada de lo que hago está bien. Dije: o.k. Y me dice: no sé qué hacer, ella está loca. Me empieza a contar su vida. La niña solo hablaba con él, con su mamá, y con las abuelas, era toda la interacción de la niña con el mundo; y el sicólogo una vez a la semana. Dice: pero algo tienes, que mi niña está feliz contigo.

 

Después él me sigue contando su historia y siento y le digo: ¿Sabes? Eres un gran hombre. Y me voltea a ver y me dice: ¿qué? ¡Eres un gran hombre y no eres un fracaso como crees!  Y los ojos se le pusieron rojos, rojos, rojos y me dijo: Mi esposa no opina eso. Y el dije: Pero Dios sí opina eso. ¿Es sobrenatural? Claro que es sobrenatural. Ese es el ADN de la Iglesia, no reuniones para que estemos bien. Su salida es para cambiar el mundo, porque así fuimos concebidos y no puedes ir en contra de quién eres.

 

Ya es demasiado con que Jesús haya ido a la cruz, como para que todavía él tenga que hacer el trabajo que yo tengo que hacer por él. ¿Han visto que cuando muere alguien se intenta honrar la memoria de ese alguien cumpliendo su último deseo? Jesús quería una Iglesia invasora no una Iglesia pasiva. Y las puertas del Hades no van a prevalecer en contra de la Iglesia. Si hay puertas es porque yo las ataco y las tiro.

 

Si tu vida como cristiano es aburrida, tienes que replantearte tu vida con Jesús, porque Jesús no es nada aburrido y el Espíritu Santo menos. ¿Cómo van a oír si nadie les predica? Todo aquel que llame al nombre de Jesús, será salvo; pero cómo clamarán a él si no han oído. Y cómo van a oír si nadie les predica. ¿Sabes? Jesús nunca avergüenza a los que creen en él. ¿En qué momento de tu vida estás? ¿En qué etapa de tu cristianismo estás? ¿Y te gusta? ¿Te gusta que el evento másico de tu cristianismo sea venir los domingos?

 

Hemos hecho el cristianismo de: has una oración del pecador y ven a la Iglesia y serás salvo. ¡NO! Es: Arrepiéntete, cree en Jesús y serás salvo. Y ya que eres salvo conquista el mundo. ¿Te gusta tu cristianismo? Estamos acostumbrados a un cristianismo en donde yo estoy bien. No te estoy diciendo: vende todo lo que tengas, olvídate de tu familia. ¡No! No te estoy diciendo deja todo y vamos juntos a Siria.  No te estoy diciendo vamos, te estoy diciendo: ¡Cambia el mundo en donde estás!

 

Tu trabajo puede ser diferente simplemente porque tú estás ahí. Tu familia puede ser diferente simplemente porque tú estás ahí. Es: ¿y si el Señor no lo sana? Pues ya será su problema ¿no? Si el que me da el cheque no tiene fondos para pagar el cheque, no es mi culpa que yo lo entregué. Siempre tiene fondos en su chequera. Si vea a alguien lastimado, ora por él. Habla vida en la gente. Cuida a los que están afuera y ponlos en un lugar en donde el espíritu de la resurrección pueda encontrarlos y ellos tengan un encuentro con Jesús.

 

¡Ese es tu ADN, no verle la cabeza al de enfrente! Le dibujaras algo, te dibujaran algo estaría divertido; pero es la misma cabeza siempre. El cristianismo no se trata de venir los domingos; el cristianismo se trata de mostrar el amor de Jesús afuera.  Seguir a Jesús se trata: verme como Jesús allá afuera. Y creo que tú puedes hacerlo, creo que tienes todo lo que se necesita para verte como Jesús, para ser como Jesús. No eres un fracaso, Jesús ya llevó todo en su sangre.


Sangre y agua, autoridad y poder. Le quitó la autoridad al diablo y te dio poder a ti. ¿El diablo tiene poder? Si, pero no tiene autoridad para usarlo. Así que por qué no nos empezamos a ver como la Eva que Jesús pensó. No somos una novia que necesite ser rescatada de un dragón en un castillo; somos una novia que mata dragones, y es totalmente diferente.

 

Te voy a dar características y tal vez te identifiques con una o varias. Estás harto de como se ve tu cristianismo. Es simplemente equis. No entiendes por qué pero en tu corazón hay un deseo por algo más, y cada vez que lees la Biblia es: es que no puedo creer que esto se haya acabado si sigues siendo el mismo Dios.

 

Y cuando ves a alguien en la calle te dueles por ese alguien, y hay grupos que te mueven más que otros. Tal vez sean adictos, tal vez sean prostitutas, transexuales, musulmanes, o simplemente gente que está perdida y consumida en lo que ellos son; jóvenes sin identidad tal vez. Y los ves y te duelen, o ves gente enferma y te gustaría solucionarles la vida. Y piensas, ¿y si no pasa? ¿Y si no se sana? ¿Y si hago el ridículo? O tal vez piensas: es que soy muy poco para esto.

 

Y si piensas que eres muy poco para esto, te voy a decir algo: a un asesino lo hizo libertador de una nación. A un adúltero lo hizo rey. A un cobarde, lo hizo un guerrero. A otro asesino lo hizo Pablo. Al que dudaba todo el tiempo y se hundió en el agua, le dijo: hey, tú eres Pedro, no eres pequeño, hay destino en ti. Y hay un destino grande y un destino fuerte.

 

Y el lugar en donde el Señor te ha puesto es un lugar estratégico para que traigas el reino a la tierra. Sana a los enfermos, después diles qué tomarse si lo necesitan. ¡El Señor no te va a dejar! Él lo dijo: nunca te dejaré y nunca te abandonaré. Él no avergüenza a nadie que cree en Él. Si tú eres ese tipo de gente, si tú simplemente quieres más de Él y ver el reino en la tierra, ahí en donde estás empieza a decírselo.

 

Dile: Espíritu Santo yo lo hago, es un momento y una etapa en tu vida en donde vas a empezar a caminar en milagros, señales y prodigios. Es el comienzo de una nueva etapa, con una nueva unción y con un nuevo manto. Vas a alcanzar corazones que no han sido tocados; vas a orar por la gente y van a sanar. Y cuando veas un muerto lo vas a levantar. Vas a traer restauración y consolación al corazón roto. Vas a crear identidad en las personas.

 

Padre, Señor abre el cielo en esta hora y hablo una nuevo unción y un aceite nuevo sobre esos que lo están sintiendo. La muerte no puede ponerse enfrente de ellos, ni la enfermedad enfrente de ellos. Como ovejas en medio de lobos son enviados, para que cuando se juntos los lobos en su contra, prueben a Jesús.  Que haya una nueva unción sobre ustedes en esta hora, un fuego nuevo en esta hora y caminen en fe, porque a la medida de su fe es los milagros que van a ver.

 

Que haya sabiduría en sus palabras, sanen enfermos, resuciten muertos, limpien leprosos y echen fuera a demonios., Al de corazón quebrantado sánenlo; hablen libertad en las cárceles. Espíritu Santo desciende sobre ellos en esta hora, y déjanos vernos Jesús como la novia que siempre pensaste. Espíritu Santo, que empiece la fiesta y que la tierra brille con el conocimiento de tu gloria, amén.


Dios los bendiga.

 

 

REGRESAR