Instituto
LEVANTARÉ, A.R.
(SGAR/2202/95)
 

Es una Iglesia Cristiana que basa su cuerpo doctrinal y de creencias en la Santa Bíblia o Sagradas Escrituraslas que considera una revelación dada  por Dios a los hombres, las cuales nos guían en  lo individual, en el aspecto conyugal, familiar y en sociedad, para vivir dentro de los más altos preceptos espirituales y morales, donde destaca la convivencia en armonía, paz, amor, benignidad, mansedumbre, templanza, fe, paciencia, respeto, gozo, humildad, misericordia y dominio propio, entre otros preceptos.

 
Nuestra fe está basada en todo lo que Dios establece a través de la Bíblia y tenemos como puntos doctrinales  los siguientes:
 

1.  La existencia de un Dios Trino, único y verdadero con tres personalidades: Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, quienes crearon todas las cosas y son la fuente, el origen de todo lo que ha sido creado, incluyéndonos a nosotros, la humanidad.

(Génesis 1)

2. Dios Padre,omnipresente,omnipotente y omnisciente, Santo y Perfecto, a quien están sujetas todas las cosas, porque tiene el dominio de lo que está en la tierra como en el cielo.

(Filipenses 3:21)

3. Dios Hijo, Cristo Jesús, es la segunda persona de la Trinidad y es a través de él como podemos obtener la vida eterna,es decir, vivir por siempre en la presencia de Dios; esto, debido a que Jesucristo vino a este mundo enviado por Dios Padre, a morir por los pecados de la humanidad, por lo que él nos redime de todo pecado y nos hace aceptos delante de Dios.

(Lucas 2:8-11)

a) Jesucristo no vino al mundo para condenarlo, sino para que sea salvo por medio de él, por lo tanto, el que cree en él no es condenado.

(Juan 3:17)

b) Cristo Jesús murió crucificado y al tercer día resucitó de entre los muertos, ascendió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre, intercediendo por la humanidad para que ésta tenga bendición.

(Mateo 28; Colosenses 3:1; Hebreos 7:22-25)

c)  Todo hombre es pecador y por lo tanto necesita ser redimido para vivir bajo la bendición de Dios, lo que solo es posible a través de Jesucristo, en quien hay, no solo perdón de pecados, sino salvación y vida eterna, porque él es el Camino, la Verdad y la Vida, nadie llega al Padre si no es por él.

(Juan 14:6)

d) No hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres en quien podamos ser salvos. Es necesario reconocer que somos pecadores, aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador de nuestra vida, pedirle perdón por nuestros pecados y él, que es fiel y misericordioso, nos perdonará.

(Hechos 4:12)

4. Dios Espíritu Santo, es el poder de Dios, el conducto  por el cual el Padre se manifiesta al hombre con dones espirituales para la edificación de la Iglesia de Jesucristo.

(1 Corintios 12)

5. El bautismo, sumergir en agua a quien así lo solicita porque ha invitado a vivir en su vida a Jesucristo, le ha pedido perdón por sus pecados y ha decidido seguir el camino que Dios enseña en la Santa Biblia.

(Romanos 6:4-5)

a) Para ser bautizado, es necesario ser mayor de edad, haber confesado con la boca que Jesús es el Señor y haber creído en el corazón que Dios Padre levantó de los muertos y le resucitó a Jesucristo, quien está sentado a su diestra.

(Romanos 10:9-10)

6. El bautismo en el Espíritu Santo se da inmediatamente después del bautismo en agua; es necesario para que el cristiano pueda vivir una vida espiritual en plenitud, en el poder de Dios, fortalecido para dejar a un lado la vida de pecado, que no solo atenta contra Dios, sino contra el prójimo. Es indispensable este bautismo para ser transformados y vivir en santidad, con los preceptos espirituales.

(Juan 3:5-6)

7. El amor a Dios y al prójimo, como a uno mismo, es parte fundamental del cuerpo de creencias, ya que sin el amor y la misericordia, nada de lo que se logre tiene validez espiritual.

(1 Corintios 13)

8. El servicio al prójimo, el cual se lleva al cabo en el amor que nos enseña Cristo Jesús, lo tenemos que poner en práctica cada día de nuestra vida.

( Marcos 10:42-45)

9. Jesucristo es nuestro ejemplo a seguir para nuestra forma de vivir, no solo en el aspecto espiritual sino material; para lograrlo debemos seguir las enseñanzas establecidas en los Evangelios, el Nuevo y Antiguo Testamento.

(1 Pedro 2:21)

10. La segunda venida del Señor Jesucristo, que se dará el día que Dios Padre así lo ha determinado, y que solo Él sabe cuándo ocurrirá, tendrá como propósito llevar a Su Iglesia Cristiana ante la presencia de Dios, para que habite con Él en su Reino por la eternidad.

(1 Tesalonicenses 4:13-18)

11. Manifestamos un absoluto respeto a Instituciones, Personas, Gobernantes y Autoridades de nuestro país, así como a las leyes que nos rigen.

(Romanos 13:1)

 
| ©2009 Instituto Levantaré A.R. |